PRECIO DEL TALLER:
1️⃣ GRATIS. Personas asociadas y al corriente de pago
2️⃣ 15 € Personas NO ASOCIADOS. (Precio habitual del taller 30€)
3️⃣ 10 €. Si te haces socio o socia.

¿Qué es el Zentagle?

El método Zentangle consiste en dibujar libremente patrones dejando volar nuestra creatividad, al mismo tiempo que la concentración mental en este ejercicio consigue relajarnos.

Zentangle surge de unir las palabras “zen” y “tangle” (“enredo” en inglés), y el nombre es una descripción bastante clara de esta disciplina: una forma de meditar mientras nos dedicamos a garabatear patrones y líneas con los que expresarnos artísticamente.

¿Cuándo surgió el Zentangle?

El método fue inventado en 2004 por la pareja estadounidense Maria Thomas, calígrafa; y Rick Roberts, instructor de yoga. La concentración absoluta que le exigía su trabajo a Maria la llevaba a un estado de relajación mental de donde fluía su creatividad, y Rick le hizo ver que era muy similar a los efectos de la meditación. De este descubrimiento surgió la idea de desarrollar una técnica que juntara ambas disciplinas y pudiera aportarnos sus beneficios combinados.

¿Qué beneficios tiene el Zentangle?

Los beneficios que aporta el Zentangle, afirman los usuarios, son muchos: fomenta la creatividad, aumenta nuestra capacidad de concentración mental y de atención, relaja y permite liberar estrés, da lugar a creaciones artísticas de gran valor estético… Además, es barato y con materiales al alcance de cualquiera, se puede practicar en cualquier sitio y momento y no exige destreza o conocimientos artísticos previos, por lo que todos podemos aprenderlo y beneficiarnos de sus efectos terapéuticos.

¿En qué consiste este método?

La práctica del Zentangle es intuitiva y espontánea, y consiste en una aproximación libre al arte en la que lo que dibujemos no está condicionado por ideas previas o una intencionalidad concreta. La base del Zentangle está en unos patrones sencillos, los llamados tangles, diseños definidos y abstractos, formados con trazos repetidos y siguiendo una estructura concreta.

A base de repetirlos y combinarlos, uniendo la concentración que el trabajo metódico proporciona y la ligereza mental que surge de dibujar espontáneamente, podemos ir creando toda clase de formas e imágenes, por lo general en blanco y negro y sobre papel o cartulina, aunque también podemos usar colores y otros soportes.